Separación de aceite: beneficios de usar una centrífuga industrial

Hay diferentes métodos que se utilizan para separar mezclas, dependiendo de qué es lo que quieras obtener, puede ser por medio de la decantación, filtración, extracción, destilación o centrifugación, de la cual ahondaremos sobre todo en el beneficio que tiene realizar este proceso a nivel industrial. 

Antes de explicar su importancia en el sector industrial, comenzaremos por definir lo que es la centrifugación. Es un proceso a través del cual se pueden separar mezclas que se componen de elementos sólidos y líquidos o bien, elementos líquidos que tengan densidades distintas. 

Separación de aceites con centrífugas industriales

¿Cómo se realiza esta separación? Muy sencillo, los componentes que serán divididos son expuestos a una fuerza giratoria con la intensidad necesaria para que se cumpla el objetivo, que puedan separarse.

Para ser más específicos, un proceso de centrífuga por lo general tiene un recipiente cilíndrico el cual gira a una velocidad alta y está colocado al interior de un contenedor más grande, el cual se encuentra estático. Es con este movimiento que los elementos sólidos que se encuentren en el aceite, así como el líquido más espeso comiencen a separarse y por lo general se almacenan alrededor del recipiente cilíndrico, mientras que el aceite, que es menos denso se acumula en el centro del contenedor, esparciéndose hacia afuera. 

El objetivo principal de este proceso de centrífuga es purificar o extraer los aceites y grasas, cabe recalcar que este proceso también es funcional para la producción de biocombustibles, a continuación te enumero las aplicaciones en las que se puede utilizar el centrifugado:

  • Procesamiento de aceite de cocina usado
  • Extracción de aceite de aguacate
  • Fabricación de biodiésel
  • Fabricación de bioetanol
  • Extracción de aceite de oliva
  • Extracción de aceite de palma
  • Extracción de aceite de semilla

La centrifugación puede utilizarse para diferentes procesos, como la separación de líquidos o la limpieza de los mismos, es por ello que se requiere que la centrífuga sea potente, en este sentido, si nos centramos en las máquinas que son centrífugas separadoras hablamos de que hacen una separación de tres fases, debido a que dividen los líquidos que tienen densidades distintas y además, aíslan los elementos sólidos que el aceite pueda tener. 

Una de las ventajas que tiene realizar el proceso de centrifugado en máquinas especializadas es que la fuerza empleada en la centrífuga tiene la potencia necesaria para que se haga la separación, sin comprometer la sustancia, además de que los discos que contienen la maquinaria son de alta calidad, duraderos y potentes, garantizando que el proceso se ejecute a la perfección.  

Otra de las ventajas, sobre todo en la extracción de aceites comestibles como es el de aguacate, aceite de oliva o el aceite de palma es que se obtiene el producto en un mínimo de tiempo de procesamiento, además de que es un aceite limpio que incluso no requiere de un proceso adicional para su clarificación, utiliza un mínimo gasto de personal debido a que la maquinaria utilizada es de funcionamiento continuo y automático, aunado a que tienen una vida útil y con un fácil mantenimiento. 

Independientemente del proceso que vayas a realizar, la principal ventaja de utilizar máquinas especiales en el proceso de la centrífuga industrial es la optimización del tiempo así como la calidad del producto, garantizando en todo momento que siempre sea la misma. 

Si necesitas asesoría sobre la maquinaria que puedes utilizar o bien, si sólo estás interesado en saber más sobre el proceso de la centrífuga, te invito a descargar nuestro catálogo de productos donde seguro encontrarás lo que se adecua a tus necesidades. 

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.