Beneficios de realizar la clarificación de vinos a nivel industrial

Durante años e incluso décadas, la elaboración del vino ha tenido un proceso base, que va desde la cosecha de la uva, hasta el envasado del vino, parte de estos pasos es la clarificación, la cual cobra relevancia en el proceso del vino, ya que garantiza la buena calidad del mismo. Como consecuencia, la industria vitivinícola debe escoger con mucho cuidado maquinarias que aporten en la producción del vino, asegurando tener un producto de primera.

Como hemos explicado en anteriores entradas, el proceso de la elaboración del vino lleva con él diferentes momentos en los que esta bebida se debe clarificar o filtrar de aquellos elementos sólidos que puedan afectar el sabor y la calidad del vino, para ello a nivel industrial se pueden utilizar centrífugas decantadoras o centrífugas de discos, siendo desde hace años, de las más usadas, brindando al viticultor un proceso eficiente durante la pre-clarificación del mosto (zumo de la uva), o durante el procesamiento de la clarificación una vez que el vino concluyó su fermentación. 

Nos centraremos en primera instancia en las centrífugas decantadoras, las cuales son utilizadas en todos los procesos en donde un líquido con una gran cantidad de sólidos debe ser clarificado, para este caso emplearemos el ejemplo del mosto, que como se mencionó previamente, es el zumo de la uva que aún contiene la semillas y la cáscara.

¿Te interesa saber más sobre el mosto en el proceso de elaboración del vino? Te recomendamos nuestro artículo la importancia del mosto en el sabor del vino en el que te compartimos datos muy interesante de esta etapa tan importante en las bodegas del vino.

Las máquinas centrífugas decantadoras separan los elementos sólidos del zumo en cuestión de segundos, además de esta ventaja, se suma que el líquido más adelante será vino, tenga el menor contacto posible con estos desechos que pueden afectar el producto final. Una vez que el mosto ya fue clarificado, es depositado en un en otro contenedor sin espuma ni presión, lo que asegura que el mosto tenga el mínimo contacto con el oxígeno, evitando que este líquido pase por un proceso de oxidación. 

Por otro lado, las centrífugas de discos se centran en lograr una clarificación fina, asegurando el gusto del vino. Es importante señalar que tras el proceso de la elaboración del vino hay ocasiones en que en este líquido se encuentran partículas sólidas muy pequeñas, que si se hiciera de manera manual la clarificación, serían imperceptibles, sin embargo, al emplearse una centrífuga de discos y debido a la aceleración de la misma, logra que hasta las partículas más pequeñas logren separarse del mosto. 

Si bien de inicio puede ser una inversión importante, a largo plazo los beneficios de adquirir un sistema que realice la clarificación del vino pueden ser positivos, a continuación compartimos contigo las ventajas de optar por esta inversión:

  1. Se logra una calidad de primera en el vino.
  2. Separa de manera eficiente hasta los sólidos más imperceptibles. 
  3. Logra un mayor nivel de transparencia, sobre todo en los vinos blancos. 
  4. La manipulación del vino es delicada, evitando turbulencias o daños. 
  5. Disminuye el contacto con el oxígeno para evitar la oxidación del producto. 
  6. Se tiene un control total del proceso del vino. 
  7. Aporta eficiencia al trabajo del vitivinicultor. 

En nuestro catálogo de productos podrás encontrar el equipo que se puede adecuar a tus necesidades, ya sea para la producción de vino tinto, rosado o espumoso. Te invitamos a descargarlo, conocer las características de la maquinaria que podemos ofrecerte y que te sumes a una industria vitivinícola eficiente y que preserva toda la calidad que se espera en una buena botella de vino.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.